Cancer Council

Cáncer de páncreas

El páncreas es un órgano del sistema digestivo, que descompone la comida para que las células del cuerpo puedan absorberla y hacer uso de ella. Un tubo llamado conducto pancreático conecta el páncreas con la primera parte del intestino delgado. El páncreas contiene dos tipos de glándulas: las glándulas exocrinas y las glándulas endocrinas.

El cáncer de páncreas suele aparecer en la cabeza del páncreas, donde puede obstruir el conducto biliar y provocar ictericia. También se puede expandir a los nervios y ganglios linfáticos cercanos y causar dolor.

Unas 686 personas reciben un diagnóstico de cáncer de páncreas en NSW cada año, lo que lo hace el 13º cáncer más común en NSW.

El cáncer de páncreas tiene sólo un 7% de supervivencia a los cinco años y casi un 30% de los pacientes mueren a los dos meses del diagnóstico. Aunque la cirugía supone la única forma de cura, en el 80% de los casos la enfermedad está demasiado avanzada para este método en el momento del diagnóstico.

Desde 2008, el Cancer Council ha recaudado más de 6,5 millones de dólares para la investigación relacionada con el cáncer de páncreas, y por tanto ha ayudado a iniciar importantes proyectos de investigación liderados por destacados científicos en el campo del cáncer de páncreas.

Las pruebas para determinar si existe un cáncer de páncreas incluyen análisis de sangre, ecografía, tomografía computerizada, resonancia magnética, endoscopia y CRPE, ecografía endoscópica, tomografía PET, biopsia de muestra de tejido, laparoscopia.

La clasificación por etapas indica al doctor cuánto se ha extendido un cáncer. Así, el equipo médico puede decidir el mejor tratamiento para usted.

  • Estadio I – El cáncer solo se encuentra en el páncreas, y no se ha extendido a los órganos cercanos. Se denomina enfermedad en fase inicial.
  • Estadio II – El cáncer se ha extendido a los ganglios linfáticos cercanos al páncreas o es grande pero no se ha extendido a los órganos cercanos.
  • Estadio III – El cáncer se ha extendido a importantes vasos sanguíneos u órganos cercanos como el estómago, el bazo o el intestino grueso. Puede o no haber cáncer en los ganglios linfáticos.
  • Estadio IV – El cáncer se ha extendido a otros órganos, como el hígado o los pulmones, o el revestimiento del abdomen. Su médico lo denominará cáncer avanzado.

La cirugía ofrece la mejor oportunidad de curar a los pacientes que tienen una enfermedad en fase inicial (el cáncer no se ha extendido más allá del páncreas) y que gozan de relativa buena salud aparte del cáncer. La intervención más común es la cirugía de Whipple. La radioterapia y la quimioterapia también se usan para tratar el cáncer de páncreas.

Los tratamientos paliativos ayudan a mejorar la calidad de vida de los pacientes aliviando los síntomas de cáncer, pero no curan la enfermedad. Son importantes para las personas con cáncer avanzado y también se pueden usar en diferentes fases del cáncer para ayudar a aliviar los síntomas como la ictericia, los vómitos persistentes, la pérdida de peso y el dolor. El tratamiento también puede incluir el alivio de otros síntomas físicos y emocionales.