Cancer Council

Cuidados paliativos

El objetivo de los cuidados paliativos no es curar la enfermedad, sino mejorar su calidad de vida y la de su familia, abordando los problemas físicos, prácticos, emocionales y espirituales relacionados con su enfermedad. Abarca una gama de servicios ofrecidos por médicos, enfermeros y profesionales de la salud, así como voluntarios y cuidadores.

A menudo el tratamiento se centra en el alivio del dolor u otros síntomas causados por el cáncer, pero también puede incluir medicación para los efectos secundarios de los tratamientos para problemas emocionales.

Para las personas con cáncer avanzado, cuya enfermedad no ha respondido al tratamiento disponible o es improbable que se cure, es mejor ponerse en contacto con un equipo de cuidados paliativos lo antes posible para que pueda aprender lo que hace cada miembro del equipo y si los servicios le interesan en ese momento. Aunque los servicios de cuidados paliativos no se requieran inicialmente, puede familiarizarse con ellos por si sus necesidades cambian con el tiempo. Ser capaz de abordar los problemas cuando surgen no solo le beneficia a usted, sino que reduce la carga de trabajo y el estrés de su familia y cuidadores.

Generalmente necesitará una recomendación para acceder al equipo de cuidados paliativos, por lo que debería preguntar a su médico de cabecera o enfermero cómo podrían ayudarle los cuidados paliativos si aún no han tenido esa charla. Una vez que tenga la recomendación, el equipo siempre podrá consultar a su médico de cabecera acerca de su cuidado y tratamiento.

Puede disponer de los cuidados paliativos tanto tiempo como necesite. Dependiendo de su situación, puede que viva cómodamente durante meses o años. Por otro lado, su enfermedad podría avanzar más rápidamente, lo que significa que el equipo de cuidados paliativos se centrará en las necesidades del final de su vida. Esté en la fase que esté, su equipo evaluará continuamente sus necesidades y ajustará su tratamiento en consecuencia.

Cuidado de relevo (respite care) significa dar a los cuidadores un descanso en su función. El relevo puede darse en su hogar; la persona que dependiente puede ser admitida en un centro de cuidado de relevo, o en ciertos casos, en un hospital.

Es mejor ponerse pronto en contacto con un centro, llamado Commonwealth Carer Respite Centre, incluso aunque no tenga planes inmediatos de acceder al cuidado de relevo. Así se pueden registrar sus datos para que, cuando su cuidador necesite un descanso, tanto planificado como de emergencia, su asesor sea consciente de su situación. Llame al 1800 052 222 para hablar sobre su situación particular.

financian los servicios básicos de cuidados paliativos por lo que son gratuitos dentro del sistema público de salud, para usted y para su familia, tanto si recibe cuidados en casa o en un entorno público.