Cancer Council

Radioterapia

La radioterapia usa la radiación para matar las células cancerígenas o dañarlas para que no puedan multiplicarse.
La radioterapia puede usarse para tratar el cáncer original (primario) y las localizaciones a donde se ha extendido el cáncer (metastatizadas). También puede usarse como tratamiento paliativo.

Aunque la radiación afecta a todas las células, las células normales pueden resistir sus efectos o recuperarse mejor que las cancerígenas.
El tratamiento no es doloroso. La radiación no quema. No verá ni sentirá los rayos.

La radioterapia se puede aplicar de dos formas: desde fuera (externa) o desde dentro del cuerpo (interna). Puede recibir uno de los tipos o una combinación de ambas formas de radioterapia.

Para más información pulse aquí para descargar el documento preciso del departamento de cáncer (PDF)